Este proyecto propone como complemento a la legislación existente, el desarrollo de un serious game -un juego cuyo propósito principal va más allá de la pura diversión- que favorezca a la concientización de los niños respecto de las diferentes problemáticas de los pueblos originarios. Se espera aportar desde distintas disciplinas a la construcción de una herramienta pedagógica innovadora que invite a pensar sobre las problemáticas de los pueblos originarios, ayudando a fortalecer la diversidad cultural de nuestro país.