La Comisión de Estudio 5 (CE 5) es responsable de los estudios sobre los métodos de evaluación de los efectos de las TIC sobre el cambio climático, y de la publicación de directrices sobre la utilización de las TIC de manera inocua para el medio ambiente. En virtud de su mandato medioambiental, la CE 5 se ocupa asimismo de estudiar el diseño de métodos para reducir los efectos medioambientales adversos de las TIC y los residuos electrónicos, por ejemplo a través del reciclaje de las instalaciones y los equipos de TIC.